Libros·Libros en castellano·Sin categoría

“Claus y Lucas”, Agota Kristof

claus y lucasTítulo: Claus y Lucas

Autor: Agota Kristof

Editorial: El Aleph

Número de páginas: 444

Año de publicación: 2012

La frase: “Las palabras que definen los sentimientos son muy vagas; es mejor evitar usarlas y atenerse a la descripción de los objetos, de los seres humanos y de uno mismo, es decir, a la descripción fiel de los hechos.”

Valoración:

estrellas

Sinopsis

Este volumen recoge las tres novelas de gran éxito internacional que han confirmado la reputación de Agota Kristof como uno de los exponentes más provocadores de la narrativa europea.

La saga empieza con El gran cuaderno, donde los hermanos Claus y Lucas se encuentran a merced de su abuela, una mujer analfabeta y cruel. Lejos de rendirse ante esta amenaza, los gemelos aprenden las leyes de la vida, de la escritura y de la crueldad. Abandonados a su suerte, ellos se aplican, a diario, a anotar, en un gran cuaderno, sus progresos. La autora construye una fábula incisiva sobre los horrores de la guerra y el totalitarismo, pero también una gran novela de iniciación a la vida. En La prueba, los gemelos se separan. Uno de ellos cruza la frontera y el otro se queda en un país alejado de la guerra pero dominado por un régimen autoritario. Solo y privado de una parte de sí mismo, Lucas, el que permanece, quiere consagrarse a hacer el bien. Cuando Claus vuelve junto a su hermano, descubre que cualquier acto de generosis viene condicionado por la maldad. En La tercera mentira, pasados los horrores de la guerra y los años negros del régimen del plomo, nos enfrenta a la imposibilidad de alcanzar una verdad duradera.

Reseña

Agota Kristof tuvo que huir de su país cuando estalló la Revolución Húngara de 1956. Una vez asentada en Suiza, la exiliada decibe abandonar su trabajo y convertirse en escritora. Aunque tanteó varios géneros, El gran cuaderno fue su primera novela, al que le siguieron otras dos entregas años después y que, juntas, forman una obra de arte que le ha valido numerosos reconocimientos.

1. El gran cuaderno: Claus y Lucas, Lucas y Claus. Cinco letras idénticas en diferente orden que conforman un solo alma. Tras pasar toda la noche caminando de la mano de una madre que no puede con su alimentación con un marido en el Frente, los gemelos de nueve años son dejados a cargo de la Bruja, una anciana con una verruga, sin dientes y sin bragas, que, según los rumores, envenenó a su marido. La abuela posee una casa mugrienta con dos habitaciones: una para ella y otra para un oficial extranjero, que tomará protagonismo en la vida de los dos recién llegados. Claus y Lucas duermen en un banco de la cocina y, desde unos agujeros hechos en el desván, vigilan toda la casa. Pronto, comprenden que deben ganarse un cobijo y la alimentación, por lo que no dudan en ayudar a la anciana en las tareas del huerto. Poco a poco, los niños comienzan a realizar una serie de juegos macabros: ejercicio de mendicidad, ejercicio de ceguera y sordera, ejercicio de ayuno, ejercicio de crueldad, etc. Con ellos, tratan de no sentir nada ante los terrores de la guerra. Las páginas se suceden conformando capítulos que simulan las redacciones de los niños, contadas por ellos mismos. Los gemelos, aprenden a leer y escribir por su cuenta y plasman todas sus impresiones en infinitos cuadernos. A lo largo de esta etapa, descubrirán la crueldad y el sexo, la muerte y la soledad. Sobreviviendo a base de chantajes, mentiras y maldad, todo cambia con la muerte de su abuela y con la llegada de un extraño que dice ser su padre y que desea cruzar la frontera. Sin embargo, ellos tienen su propio objetivo.

2. La prueba: Claus ha conseguido cruzar la frontera. Lucas, en cambio, vuelve al hogar de su difunta abuela. Los gemelos, que cuentan ya con quince años, deciden voluntariamente separarse y progresar por sí mismos. Con un protagonista más maduro, su día a día es narrado en tercera persona por un narrador omnisciente. Comienzan a aparecer personajes muy importantes en la vida de Lucas, como Yasmine y su hijo Mathias, a los que el joven acoge. El amor aparece en una vida que debe ganarse tocando de taberna en taberna, representaciones que antes realizaba con Claus. El cura hace las tardes más amenas de un Lucas que se divide entre cuidar al niño tullido abandonado por su madre y una amante que sufre una gran depresión tras el asesinato de su marido. Peter, el secretario del Partido, le ayudará a conseguir un documento de identidad legal.

Con el paso del tiempo y gracias a la buena relación que tiene con el librero de la ciudad, Lucas compra la tienda y la casa de éste, pues desea que su “hijo” Mathias tenga una vida plena tras sufrir acoso en el colegio. En esta nueva etapa conocerá a un anciano raro e insomne y forjará una gran amistad con Peter. Todo cambia para Lucas cuando encuentra a Mathias ahorcado a la edad de siete años. El niño, “feo e inválido”, decide poner fin a su vida y provoca la desaparición de nuestro protagonista.

Cierto día, Claus regresa. Entra en la librería, donde Peter lo confunde con su hermano y le confiesa que nunca creyó en su existencia.

3. La tercera mentira: El gemelo que regresa toma las riendas de la narración. Se encuentra detenido, ya que, tras su visita a la ciudad, deja caducar su visado. Nuevos datos se nos van desvelando sobre su infancia, la cual pasa en un hospital, al que llega en estado de coma con cuatro años. Una vez que su recuperación fue progresando y su contacto con los compañeros era más habitual, las gamberradas se sucedían. Se trataba de un pequeño gamberro. Tras un bombardeo en el Centro, una monja lo lleva a casa de su abuela. En su celda, comienza a recordar su niñez. A pesar de que nadie cree en su historia y en que posee un hermano, cierto día, localizan a Klaus T., un renombrado poeta que escribe bajo el pseudónimo de Klaus Lucas. ¿Qué hará Claus?

Reseñar tres novelas como éstas (recogidas en una edición de El Aleph) es difícil sin desvelar ninguna locura de las que se suceden en todas las páginas. La guerra, la miseria y la maldad actúan como telón de fondo de una historia que parecer ser, pero no es, y que vuelve a ser. Agota Kristof juega magistralmente con el estilo narrativo y con los narradores. Existen saltos en el tiempo y personajes con doble identidad. No se trata de un libro más sobre la guerra. Claus y Lucas es la historia del terror, de los miedos, del egoísmo, de la traición y de las atrocidades. Embarcarse en esta aventura marcará el corazón de un lector que no sabe por dónde tirar. Un lector que asiste a una lucha interna entre el amor y el odio ante el cambio que experimenta cada personaje.

La escritora húngara profundiza de manera increíble en la psicología de los personajes. Traza un magnífico perfil que llevará a la locura a aquel que asista a la vida de un par de niños… ¿inocentes? Saltos temporadas, narradores cambiantes, lenguaje ideal. Atento, porque Kristof te hará creer lo que parece ser y que no quieres creer.

Anuncios

2 comentarios sobre ““Claus y Lucas”, Agota Kristof

  1. Literatura de la buena, de esaque deja poso. Me gusta la definición que haces del estilo de la autora, pues efectivamente en esta gran novela todo parece ser, pero no es. El lector se pasea entre la cordura y la locura. Me arrepiento de no haber descubiertos antes esta joya.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s