Libros·Libros en gallego·Sin categoría

“O corazón da Branca de Neve”, Francisco Castro

Título: O corazón da Branca de Neve

Autor: Francisco Castro

Editorial: Galaxia

Número de páginas: 132

Año de publicación: 2013

La frase: “E así debe ser, porque Nadim ficou prendido dela nada máis vela, precisamente unha noite de lúa grande durante as festas do verán na praza de Yamaa. Un relámpago dos fogos artificiais iluminaron os ollos xigantes daquela nena pequena. Ela tiña dezaseis. Nadim, vinte. E entenderon, nunha soa ollada, que estarían xuntos para sempre.” / “Y así debía ser, porque Nadime se quedó enamorado de ella nada más verla, precisamente una noche de luna grande durante las fiestas del verano en la plaza de Yamaa. Un relámpago de fuegos artificiales iluminaros los ojos gigantes de aquella niña pequeña. Ella tenía dieciséis. Nadim, veinte. Y entendieron, con una sola mirada, que estarían juntos para siempre.

Valoración:

estrellas1

Sinopse / Sinopsis

Esta é unha novela policial e de suspense que xira arredor das pescudas do inspector Hermida para atopar unha bebé roubada a unha rapaza inmigrante. Mais é tamén unha novela arredor das bandas criminais que fan negocio cos seres humanos. Polo medio, intriga e tensión narrativa para unha historia que pode estar acontecendo agora mesmo en calquera das nosas ciudades. Un reto para un inspector canso e sagaz, ante o caso más difícil da súa carreira de investigador. O corazón da Branca de Neve recibiu o Premio de Novela por Entregas 2013 de La Voz de Galicia.

Ésta es una novela policial y de suspense que gira alrededor de las indagaciones del inspector Hermida para encontrar un bebé robado a una niña inmigrante. Mas es también una novela alrededor de las bandas criminales que hacen negocio con los seres humanos. Por el medio, intriga y tensión narrativa para una historia que puede estar ocurriendo ahora mismo en cualquiera de nuestras ciudades. Un reto para un inspector cansado y sagaz, ante el caso más difícil de su carrera de investigador. O corazón da Branca de Neve recibió el Premio de Novela por Entregas 2013 de La Voz de Galicia.

Crítica (galego)

Na cidade marroquí de Marrakech, Leila estaba nerviosa ante a viaxe que ía realizar. Criada pola súa aboa tralo falecemento da súa nai no parto, a adolescente coñece ao mozo Nadim, catro anos maior, do que cae locamente namorada. Con todo, Leila quédase preñada, situación que leva a súa segunda nai a reunir todos os seus aforros para subila a unha barca que a levaría a Espanha. Alí, tal e como o patrón da embarcación recomendoulle, le recollerá un médico amigo que a tratará mellor que a Cruz Vermella.

No bar Burela do barrio de Teis, en Vigo, un impaciente home elegantemente vestido espera a chegada dun paquete. A chamada do intermediario que lle entregaría o acordado citouno nese lugar da rúa García Barbón. Alberto leva, xunto á súa parella Sonia, esperando con ansia ese momento desde fai dous anos tras unha última desalentadora visita ao médico. Doce mil euros desembolsados despois, está disposto a facer o imposible para que a súa moza consiga saír da depresión na que se atopa sumida. Tres abortos lévanlles a tomar unha dura decisión. Saíndo da súa burbulla, un home encapuchado recoñece ao seu destinatario e ponlle no colo a unha pequena recentemente nacida aínda ensangrentada. De non ser por eles, o bebé podería non estar con vida, xa que a súa nai é unha drogadicta que no ía facerse cargo do seu novo rol. Grazas a un estupendo médico que lles guiou en todo o proceso, agora Alberto e Sonia contan cos papeis que acreditan a Eva como a súa primeira filla. Pero antes de entrar na consulta, na sala de espera, a portada dun xornal chama a atención da nai.

O inspector Hermida, un home que roza a xubilación e afástase do físico ideal do corpo policial, recibe o caso dunha rapaza marroquí que se atopa no hospital tras ser achada debaixo dunha ponte inconsciente e con grandes perdas de sangue. Alguén a abandonou tras dar a luz coa esperanza de que falecese. Con todo, una chamada anónima desde unha cabina telefónica alertou aos servizos de urxencias. O caso de Leila ábrelle vellas feridas que aínda estaban lonxe de curarse e que lle fan pedir a baixa laboral ante a suxestión do xefe da comisaría tralo secuestro da nena do hospital. Losada, o subalterno inepto polo que Hermida non sente máis que repulsión, faríase cargo da historia da marroquí, así como de tres novos asasinatos acontecidos nunha gasolineira.

Francisco Castro preséntanos unha historia dura. Unha historia máis real do que esperamos e desexamos. Igual de duras son as críticas que as páxinas encerran. A corrupción policial, o xornalismo e as leis non escapan das súas garras. Por unha banda, a ineptitude, a soberbia e o ascenso de traballadores que non loitan por servir á sociedade. Por outra banda, o sensacionalismo e a insensibilidade da prensa que non pelexa por informar á sociedade. E que dicir desas leis que desamparan aos máis desfavorecidos… Tampouco se escapa nesta ocasión o sector sanitario, cuxos protagonistas encherán de odio ao lector.

Unha novela cunha prosa moi sinxela e directa que engancha desde a primeira páxina. Os seus curtos capítulos deixan o regusto de querer máis. Os seus particulares personaxes conseguen a empatía dun lector que asiste, impotente, á representación máis dramática dunha sociedade corrupta e desposuída de calquera valor moral.

Reseña (castellano)

En la ciudad marroquí de Marrakech, Leila estaba nerviosa ante el viaje que iba a realizar. Criada por su abuela tras el fallecimiento de su madre en el parto, la adolescente conoce al joven Nadim, cuatro años mayor, del que cae locamente enamorada. Sin embargo, Leila se queda embarazada, situación que lleva a su segunda madre a reunir todos sus ahorros para subirla a una barca que la llevaría a España. Allí, tal y como el patrón de la embarcación le había recomendado, le recogerán un médico amigo que la tratará mejor que la Cruz Roja.

En el bar Burela del barrio de Teis, en Vigo, un impaciente hombre elegantemente vestido espera la llegada de un paquete. La llamada del intermediario que le entregaría lo acordado lo había citado en ese lugar de la calle García Barbón. Alberto lleva, junto a su pareja Sonia, esperando con ansia ese momento desde hace dos años tras una última desalentadora visita al médico. Doce mil euros desembolsados después, está dispuesto a hacer lo imposible para que su chica consiga salir de la depresión en la que se encuentra sumida. Tres abortos les llevan a tomar una dura decisión. Saliendo de su burbuja, un hombre encapuchado reconoce a su destinatario y le pone en brazos a una pequeña recién nacida aún ensangrentada. De no ser por ellos, el bebé podría no estar con vida, ya que su madre es una drogadicta que no iba a hacerse cargo de su nuevo rol. Gracias a un estupendo médico que les guió en todo el proceso, ahora Alberto y Sonia cuentan con los papeles que acreditan a Eva como su primera hija. Pero antes de entrar en su consulta, en la sala de espera, la portada de un periódico llama la atención de la madre.

El inspector Hermida, un hombre que roza la jubilación y se aleja del físico ideal del cuerpo policial, recibe el caso de una chica marroquí que se encuentra en el hospital tras haber sido hallada debajo de un puente inconsciente y con grandes pérdidas de sangre. Alguien la había abandonado tras dar a luz con la esperanza de que falleciera. Sin embargo, una llamada anónima desde una cabina telefónica alertó a los servicios de emergencias. El caso de Leila le abre viejas heridas que aún estaban lejos de curarse y que le hacen pedir la baja laboral ante la sugerencia del jefe de la comisaria tras el secuestro de la niña del hospital. Losada, el subalterno inepto por el que Hermida no siente más que repulsión, se haría cargo de la historia de la marroquí, así como de tres nuevos asesinatos ocurridos en una gasolinera.

Francisco Castro nos presenta una historia dura. Una historia más real de lo que esperamos y deseamos. Igual de duras son las críticas que las páginas encierran. La corrupción policial, el periodismo y las leyes no escapan de sus garras. Por una parte, la ineptitud, la soberbia y el ascenso de trabajadores que no luchan por servir a la sociedad. Por otra parte, el sensacionalismo y la insensibilidad de la prensa que no pelea por informar a la sociedad. Y qué decir de esas leyes que desamparan a los más desfavorecidos. Tampoco se escapa en esta ocasión el sector sanitario, cuyos protagonistas llenarán de odio al lector.

Una novela con una prosa muy sencilla y directa que engancha desde la primera página. Sus cortos capítulos dejan el regusto de querer más. Sus particulares personajes consiguen la empatía de un lector que asiste, impotente, a la representación más dramática de una sociedad corrupta y despojada de cualquier valor moral.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s