Libros·Libros en castellano·Sin categoría

“Intimidad”, Hanif Kureishi

Título: Intimidad

Autor: Hanif Kureishi

Editorial: Anagrama

Número de páginas: 143

Año de publicación: 2015

La frase: “Las faldas, como los telones de los teatros más tarde, despertaban mi curiosidad. Quería saber que había debajo. Había que esperar la ocasión favorable para descubrirlo. La falda era un objeto de transición; una cosa en sí misma y al mismo tiempo la posibilidad de ir más allá. Eso se convirtió en mi paradigma de todo conocimiento trascendental. El mundo es una falda que quiero levantar.

Valoración:

estrellas

Sinopsis

Jay es un escritor y guionista cinematográfico de cuarenta y pocos años. Tiene todo lo que se puede desear a su edad: una carrera exitosa – ha sido nominado al Oscar por uno de sus guiones-, una mujer ambiciosa e inteligente que trabaja en la industria editorial, dos hijos pequeños a los que quiere, una hermosa casa donde cada día, mientras Susan se marcha a su trabajo, él se queda a escribir. Pero, después de seis años de vida en común, Jay ha decidido que eso se acaba. Hoy es la última noche de una etapa ya concluida de su vida. Hace tiempo que viene pensándolo y mañana se marchará de casa para siempre, aunque Susan todavía no lo sabe. Cuando ella se vaya al trabajo, Jay pondrá unas pocas cosas en una maleta y, sin que nadie lo vea, se irá a vivir temporalmente a casa de Víctor, un amigo de su misma edad que ya lleva algún tiempo divorciado. Es una decisión que le pone entre la espada y la pared; abandonar a sus hijos le resulta insoportable, pero quedarse significa resignarse a la infelicidad cotidiana, a una rutinaria vida de la que pasión y placer parecen haberse ausentado definitivamente.

¿Por qué un hombre deja de amar a una mujer? Crónica del fin del amor y el comienzo del odio, la novela de Kureishi es una consistente, inteligente reflexión sobre los desencantos de la madurez, las casi insalvables dificultades de la vida en pareja, las mezquindades, las negociaciones, las claudicaciones que nos impone la vida.

Reseña

Jay ha llegado al límite. Ya no soporta más su vida actual. Perdido en el desencanto por la vida, temeroso de la soledad y sumido en una constante depresión, logra tomar una drástica decisión.

Casado y con dos hijos de cinco y tres años, conoce a su mujer desde hace una década. Susan, fuerte, segura de sí misma y con las ideas muy claras -aunque nunca muestra sus estados de ánimo en público-, trabaja en una editorial. Jay, en cambio, lo hace -lo de tener empleo y… también lo otro- en un despacho alquilado. Allí se sumerge en guiones originales y adaptaciones para televisión y/o cine, hecho que le valió una nominación a los Oscar. Ella, antigua estudiante en Cambrigde, es lo opuesto de su actual marido, un hombre procedente de los suburbios que pasa sus horas elucubrando sobre la profundidad de la mente.

Aunque el deseo por Susan ha sido un hecho, nunca ha querido a su mujer y, mucho menos, contraer matrimonio. Metódico y perfeccionista, llegando incluso a preparar distintos temas de conversación antes de la llegada del trabajo, decide dar un golpe sobre la mesa e idear un plan de escape: al día siguiente, cuando su esposa se vaya al trabajo, abandonará a su familia y se irá a vivir a casa de Víctor, uno de esos amigos que también cambió su vida matrimonial por el sexo por dinero. Sin embargo, no comentará su fuga con su mujer, ya que, inseguro, teme que le haga cambiar de idea.

El último día viviendo como una familia honesta, completa e ideal. Aunque consciente del daño que hará, lleva meses pensando en la ruptura, en su desaparición. Su último deseo en esa casa es el de quedarse con una imagen de felicidad para el recuerdo. A pesar de sus planes, su última noche se basa en la retrospección de su mente. Todo sus recuerdos pasados. Sus amantes. Sus abundantes abandonos a las mismas. Su obsesión por el sexo… En su última noche, se masturba con un bote de crema antienvejecimiento de Susan y se corre en las bragas de ésta. Pero no será la última acción que lleva a cabo…

Opinión

Intimidad nos presenta la historia de Jay. Un viaje por la mente más oscura de un protagonista digno de odiar. Un repaso por su vida, desde la más pícara infancia, hasta su situación actual. Un hombre que teme el compromiso, pero también la soledad. Un ser que desprecia a las mujeres, pero no puede vivir sin ellas.

En su última noche en el hogar, los sentimientos se agolpan en su pecho. Su deseo de huida se entremezcla con el amor por sus hijos, a los que ha tenido desatendidos desde que nacieron. ¿Podrá la noche hacerle cambiar de opinión sobre algo que lleva posponiendo meses? Porque, a pesar de todo, cree en el amor para alcanzar la plenitud personal.

Hanif Kureishi narra, en primera persona, con maestría, la nube de inquietud que puebla la mente del protagonista. Hace partícipe al lector de sus deseos, de sus miedos, de sus obsesiones. Nos lleva por su infancia, por su juventud. Sin embargo, la mente parece estar plagada de esperma en vez de ideas. Una obsesión por el sexo que llega a cansar y que hace reaccionar de forma negativa ante el personaje que se nos presenta. Si bien el escritor logra su propósito, el libro carece de sustancia. Una obra que se basa en un plan de huida y nada más. No hay acción, no hay emoción, no hay apenas diálogos. Lo único positivo, son las referencias al mundo musical: los Beatles, los Rolling, Bob Dylan… Incluso Batman encuentra espacio en este universo carente de estrellas que aporten luz.

Es la historia de Jay, pero, sobre todo, la historia de esos hombres que abandonan a sus mujeres con la finalidad de estar de nuevo en el mercado y recaer de nuevo en los brazos de otra, a la que despreciarán y abandonarán. El relato de un ser que es incapaz de mantener una conversación con su esposa, aludiendo siempre que ya tiene suficiente trabajo con las voces que pueblan su intelecto. La narración de un quiero y no puedo, porque no soy.

Anuncios

11 comentarios sobre ““Intimidad”, Hanif Kureishi

  1. ¡Hola!
    Tengo muchas ganas de leer El buda de los suburbios desde hace tiempo. Este también lo tengo en la wishlist pero no tengo prisa por leerlo, la verdad.
    Por lo que leo creo que no me iba a gustar el protagonista, eso de que odia a las mujeres pero no puede vivir sin ellas… Y si encima es una novela tan plana, no sé, se me están quitando las ganas de leerlo.
    Un beso

    Le gusta a 1 persona

    1. Quizás te apasione y te guste, nunca se sabe 🙂 Pero el personaje sí que llega a ser muy cansino y mezquino y como toda la novela se basa en sus pensamientos… Si te animas a leerla, ya me cuentas 🙂

      Un besazo.

      Me gusta

    1. Quizás te guste, no lo sé. Es un libro muy profundo. Todo se basa en los pensamientos del protagonista, pero llegan a ser tan cargantes, que acabas odiando al personaje. Y eso sumado a la escasa acción…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s