Libros·Libros en castellano·Sin categoría

“El resplandor”, Stephen King

Título: El resplandor (The shining)

Autor: Stephen King

Editorial: DeBolsillo

Número de páginas: 688

Año de publicación: 2013

La frase: “En nosotros, los adultos, rige el acuerdo tácito de que los niños son lunáticos. Tienen amigos invisibles. Cuando están deprimidos, pueden esconderse en el armario para aislarse del mundo. Asignan el valor de talismán a una mata, un osito o un tigre de trapo. Se chupan el dedo pulgar. Cuando un adulto ve cosas inexistentes, lo consideramos listo para que lo metan en una habitación de paredes acolchadas. Cuando un niño dice que vio un duende en el dormitorio o un vampiro al otro lado de la ventana, nos limitamos a sonreír con indulgencia.”

Valoración:

estrellas1

Sinopsis

REDRUM

Esa es la palabra que Danny había visto en el espejo. Y, aunque no sabía leer, entendió que era un mensaje de horror. Tenía cinco años, y a esa edad pocos niños son conscientes de que los espejos invierten las imágenes, y menos aún diferencian entre realidad y fantasía. Pero Danny tenía pruebas de que sus fantasías relacionadas con el resplandor del espejo acabarían cumpliéndose: REDRUM… MURDER, asesinato.Su madre estaba pensando en el divorcio, y su padre, obsesionado con algo muy malo, tan malo como la muerte y el suicidio, necesitaba aceptar la propuesta de cuidar de aquel hotel de lujo, de más de cien habitaciones aislado por la nieve, durante seis meses. Hasta el deshielo iban a estar solos. ¿Solos?…

Reseña

Danny

Sentado en la acera, esperaba vislumbrar de un momento a otro el descolorido Volkswagen familiar. Con un profundo y oscuro temor, el pequeño de cinco años ansiaba el retorno de su padre, haciendo caso omiso al planeador de juguete que descansaba entre sus pies. Las palabras de este retumbaban en su cabeza. La bomba de gasolina del coche era capaz de irse a la mierda en cualquier momento y su regreso podría no producirse nunca. Sin embargo, Danny sabía que eso no iba a ser así.

El pequeño era un niño muy especial. Tras uno de los accesos de mal genio sufridos por Jack, la palabra divorcio flotaba continuamente sobre las cabezas de sus padres. A pesar de su corta edad, Danny entendía muchas cosas; situaciones que estos trataban, sin éxito, de esconder.

Las horas comenzaron a correr sin tregua. Las sombras hicieron acto de presencia. El niño todavía seguía en su posición, alerta. Sabía que su querido padre había conseguido el trabajo y estaba hablando con un tal Watson. De pronto, sin previo aviso, su visión borrosa dio forma, en la acera contraria, a su amigo Tony, suceso que le motivó a correr hacia él. Una punzada de miedo recorrió su cuerpo. Una lluvia de carteles que no conseguió descifrar pasaron delante de sus ojos. En una habitación, el espejo emitió una señal luminosa que el infante no pudo obviar. REDRUM y, después, un largo y desconocido pasillo se abrió ante él. Una forma amenazadora se acercaba.

Wendy

Desde que llegó, Wendy no había pensado en otra cosa: ese no era lugar para convivir con un chico de cinco años. El viejo edificio desprendía olores desagradables, además de las constantes amenazas de las vigas. Los vecinos tampoco eran ciudadanos nada ejemplares para la educación de Danny; él, permanentemente borracho, no cesaba de crear peleas con su dolida y suplicante pareja. A pesar de esto, su orgulloso marido negaba una y otra vez los adelantos económicos que su amigo trataba de hacerle llegar tras la pérdida de su trabajo.

La mujer no podía apartar la mirada de su niño. Sentado sobre la acera, solo, los terribles actos de su padre lo habían llevado a desplazarse lejos de sus amigos. ¿Cómo sería en esos momentos la situación si su marido no hubiera sido un alcohólico con episodios violentos? El daño provocado en el brazo de Danny había movido los cimientos familiares. Una y otra vez, Wendy se preguntaba qué había fallado. Triste y melancólica, el doloroso recuerdo de aquel día no le abandonaba ni un solo segundo. Jack había roto su pequeño brazo tras descubrirlo en su despacho jugando, situación que provocó el derrame de una cerveza sobre la obra que estaba escribiendo.

¿Merecía la pena seguir con él? ¿Mejoraría el nuevo trabajo la relación?

Jack 

El hombre que se encontraba frente a él no le inspiraba confianza ninguna. Trajeado y con un clavel rojo en la solapa, Ullman no sobrepasaba el metro sesenta y cinco de estatura. Sus movimientos rápidos y su actitud desafiante no entusiamaban a Jack. Acababa de guardar su solicitud de empleo y ya le estaba diciendo que, si de él dependiera, no sería contratado.

Sin embargo, el puesto de vigilante del Overlook era suyo. Viviría junto a su esposa y su único hijo en el hotel, donde se encargaría de vigilar el enorme lugar cerrado al público durante la temporada de invierno. El pueblo más cercano se encontraba a sesenta y cinco kilómetros. Pero lo conseguirían; se lo debía a su viejo amigo Al Shockley.

Hotel Overlook

Construido entre 1907 y 1909, la edificación se enfrentaba a un nuevo cierre temporal. Las fuertes nevadas hacían imposible la llegada de visitantes en esa época. Había sobrevivido a innumerables cambios de dirección, así como a trágicos sucesos. Con tres plantas y ciento diez habitaciones, el hotel había recibido a las más ilustres personalidades de todas las décadas pasadas, al igual que cobijaba los secretos más oscuros jamás imaginados.

Ahora se preparaba para recibir a sus nuevos inquilinos. Jack Torrance, sucedería como nuevo vigilante a Grady, un alcohólico que no logró sobrellevar la soledad y se suicidó tras acabar con la vida de su esposa y sus dos hijas.

Opinión

The shining, la tercera novela del aclamado escritor de terror, narra las tenebrosas aventuras de una familia atrapada por la nieve en el Hotel Overlook, en la que el padre ejerce de vigilante. Originalmente concebida como obra de teatro, El resplandor finalmente vio la luz en forma de novela; eso sí, con sus cinco partes bien diferenciadas: preliminares, el día del cierre, el avispero, aislados en la nieve y cuestión de vida o muerte. Por supuesto, no podían faltar las referencias a Edgar Allan Poe y su cuento La máscara de la muerte roja, que se pueden encontrar a lo largo de todo el libro.

La inspiración debe ser buscada. Para ello, es necesario ponernos en movimiento. Y, sino, que se lo digan a Stephen King. El Hotel Stanley de Colorado le acogió junto a su mujer en una fecha próxima a su cierre por temporada. Por ello, la pareja se convirtió en los únicos huéspedes del lugar. Cenas en soledad y trabajadores que cobran vida en su posterior obra. Su habitación, la 217, fue testigo del nacimiento de la nueva novela de King. Sus sueños, los precursores de varias escenas de su creación. Se dice, incluso, que en el lugar se han registrado historias escalofriantes y situaciones paranormales.

El autor narra con maestría los problemas con el alcohol, la relación entre padres e hijo, el sentimiento de soledad y, sobre todo, el miedo. Ese miedo individual, irracional y profundo. Ese que se clava en lo más hondo y cambia nuestras vidas para siempre. El que nos lleva a tomar decisiones equivocadas. El que nos obliga a realizar actos impensables. El miedo que nos maneja.

Una obra maestra a la que, si hay que darle un punto negativo, es la pesadez de algunas escenas. Uno de sus personajes realiza actos repetitivos que pueden llegar a ser soporíferos. Sin embargo, estamos hablando del maestro del terror, aquel que traspasa las finas hojas. No te duermas. El Hotel Overlook te está esperando.

Anuncios

10 comentarios sobre ““El resplandor”, Stephen King

  1. ¡Hola! Me fascina Stephen King, aunque aún no he leído esta novela. Lo que me pasa con el autor es lo que has comentado, algunas escenas y descripciones se me hacen bastante pesadas, por lo que es un autor que hay que coger de manera relajada y con tiempo de sobra para disfrutar de la lectura. Gracias por la reseña, me lo apunto 🙂 ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

      1. Si, pero es que es precisamente eso, una “adaptación” basada en un libro. Me parece que mucho aún no lo entienden y se molestan. A mí en lo personal me fascina la película. Saludos.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s