Libros·Libros en castellano·Sin categoría

“Cinco cerditos”, Agatha Christie

cinco-cerditos-agatha-christie

Título: Cinco cerditos

Autor: Agatha Christie

Editorial: RBA

Número de páginas: 249

Año de publicación: 2014

La frase: “Creo que tienes razón en lo que dices de España. Ese será el primer sitio al que vayamos. Y has de llevarme a ver una corrida de todos. Debe de ser maravilloso. Solo que me gustaría que el toro matara al hombre y no al revés. Comprendo los sentimientos de las mujeres romanas al ver morir a un hombre. Los hombres no son gran cosa, pero los animales son algo magnífico.

Valoración:

cuatro-estrellas-paginas-de-nieve

Sinopsis

Una joven acude al detective Hercule Poirot para que resuelva un crimen cometido dieciséis años atrás, cuando su padre fue envenenado y su madre, Caroline, fue condenada por ello. La hija de ambos, Carla, está dispuesta a remover cielo y tierra para descubrir la verdadera identidad del asesino de su padre y limpiar así la memoria de su desdichada madre. Con escasas pruebas y demasiados prejuicios, la tarea de Poirot se complica cuando comprueba que sus cinco sospechosos tienen, aparentemente, sólidas coartadas. Pero, ¿quién será capaz de mantenerse firme ante la inquisitiva perspicacia de tan avispado investigador?

Reseña

La atractiva joven fumaba de forma extremadamente elegante mientras penetraba su mirada en la del inspector. Apenas sobrepasaba la veintena, pero la mujer había entrado en el despacho decidida y segura. Alta, esbelta y atractiva, vestía ropas sofisticadas de piel. La juventud de la muchacha se mezclaba con el aire que respiraba Hercule Poirot, rejuveneciéndolo. Una simple carta en la que pedía una entrevista había sido suficiente para dejar la puerta abierta a los intensos ojos grises de Carla Lemarchat.

Nacida como Caroline, era hija del famoso y reputado pintor Amyas y su mujer Caroline Crale. Cinco fueron los años que la ahora atractiva chica pudo disfrutar de la compañía de sus progenitores. Cuando su madre fue acusada del asesinato de su padre, la menor fue enviada a Canadá junto a sus tíos. Ahora, dieciséis años después, con veintiuno, había heredado no solo una fortuna, sino también la verdad de su vida. Caroline Crane había fallecido cuando cumplía cadena perpetua, no sin antes escribir una carta a la actual Carla, en la cual expresaba su inocencia. Comprometida y deseosa de formar una familia, la heredera ansiaba resolver el crimen acontecido en su familia, segura de la inocencia de su madre. Para ello, requería del mejor investigador. Pese a que Poirot ya no contaba con un gran físico y la edad parecía hacer mella en él, su cabeza continuaba siendo su mejor arma. ¿Cómo negarse a esta nueva aventura?

Montague Depleach, el abogado defensor; Mr. Fogg, el fiscal; George Mayhew, el procurador… Varias fueron las visitas preliminares del reputado detective antes de acceder a los archivos de la policía. Todas y cada una de las personas entrevistadas coincidían en la falta de cooperación de Caroline Crane en el juicio, de su mirada ausente, de la aceptación de su sino. Las continuas peleas con un marido infiel, un cercano divorcio debido a la aparición de la atractiva buscafortunas Elsa Greer, así como sus repentinos cambios de humor, semejaron ser pruebas suficientes para culparla del envenenamiento del pintor.

Una investigación que comienza con los presentes en la casa de Alderbury el 18 de septiembre de hace casi dos décadas. Philip Blake, actual corredor de bolsa e íntimo amigo de Amyas; Meredith Blake, amigo del primero y apasionado de la botánica, dueño de la cicutina hallada en el vaso de cerveza junto al cadáver; Elsa Greer, la joven amante del hombre que estaba siendo pintada en el hogar de la pareja; Angela Warren, hermanastra de la condenada, que cuenta con una cicatriz que esta le había provocado por celos; y Cecilia Williams, la institutriz. Cinco sospechosos y… ¿un solo culpable?

Opinión

Escrita en 1942, la vigésimo cuarta novela del detective belga, escrita por la irremplazable reina del crimen Agatha Christie, es digna de ser estudiada en múltiples aspectos.

En primer lugar, posee una técnica narrativa única, propia de la escritora británica. Hercule Poirot, personaje principal de sobra por todos conocido, recibe a una joven con un encargo: descubrir al verdadero asesino de su padre, un famoso pintor que fue hallado muerto dieciséis años atrás. La historia se desarrolla de la mano del detective, el cual procede a visitar a todas las personas involucradas en el suceso, tanto en el lugar del crimen como en el posterior juicio. Conversaciones tras conversaciones que son plasmadas de una forma espectacular para la libre imaginación del lector, que debe aceptar el reto de convertirse en el ayudante de Poirot.

El título de la obra, basado en un popular juego anglosajón, también establece la estructura de la propia novela. Dividida en varios libros, diferenciados por los personajes que en ellos hacen aparición, los cinco cerditos hacen alusión a cada uno de los cinco sospechosos investigados. Cinco individuos con una, prácticamente, única cosa en común: la seguridad de la culpabilidad de la otrora condenada.

En segundo lugar, la historia goza de gran calidad literaria. No es para menos, tratándose de Christie. El lector recorre todos los caminos, pregunta, anota, estudia… investiga. Como si del propio personaje más famoso de la escritora se tratase, los problemas no se evaporan cuando las páginas del libro reposan, sino que se acentúan. Vueltas y más vueltas en la mente de Poirot.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s